Tercio del Cistro del Ecce-Homo

Tercio del Cristo de la Sentencia

Tercio de la Cruz Penitencial

Tercio de la Guardia Pretoriana

Tercio de los Niños

Cargos 2017

El tiempo

Cartel 75 Aniversario

Traductor

EL ARTE ESCÉNICO Y EL ECCE-HOMO

Esta manifestación cultural ha tenido en Orihuela una digna representación, gracias al buen hacer de un gran número de aficionados, tanto al teatro como a la zarzuela. Desde aquellas primeras representaciones de los años veinte a beneficio de la Cofradía del Perdón o de los treinta a favor de la Mayordomía de los Dolores, los escenarios de nuestra ciudad han sido testigos de la puesta en escena de diversas obras con tres vertientes: la económica, la artística y la lúdica. De tal manera que, con la sana intención de conseguir dinero para la Semana Santa, el aficionado se divertía y lo pasaba bien, a la vez que dejaba patente todo su arte.

En el Ecce-Homo se tuvo la gran suerte de contar, desde el primer momento con la entusiasta colaboración de “Pepe Rodríguez”, el cual ejecutó magníficamente el impulso dado a esta actividad, primero por D. Juan Pertusa como Presidente, después por él mismo desempeñando el mismo cargo.

Podríamos hablar de distintas etapas teatrales en la historia del Ecce-Homo, según el motivo por el cual se llevaban a cabo las representaciones o para qué fin se recaudaban los fondos. Aunque la continua realización de efectos procesionales ha hecho que, desde 1943 a 1963 no haya habido apenas descanso para el telón de boca.

Esto fue posible gracias a la colaboración desinteresada de gran número de amantes del arte y de la Semana Santa, cuyos nombres, aún a pesar de caer en una larga relación, es de justicia enumerarlos, de manera que, bajo la dirección artística de Pepe Rodríguez, la mayoría de veces, y de Pepe Gimeno y la dirección musical de los maestros; Juan Casanova, Eduardo Lázaro, Francisco Pérez, Bienvenido Espinosa, Alfredo Benavent, José Ruiz Gach, Manuel Moya y Bienvenido Espinosa, hijo, los escenarios del Teatro Circo, Teatro de la Casa Social Católica o del Círculo Católico, Cine Cargen y Cine Casablanca, han visto sus tablas pisadas, entre otros, por: María Gómez, María Belén, Marujita Moratón, Isabelita Bañó, Dorita Espinosa, Fina Cartagena, Dora Ruiz, Pepa Grau, Lolita Arques, Petri Meseguer, Mari Luz Meseguer, Susana Llor, Emilia Escamilla, Angelita Escamilla, Antonio Panús, Lucio Sarabia, Antonio Vicea, Pepín Abad, Jerónimo Terrés, José Antonio Parra, José Antonio Soto, Antonio Paredes, Emilio Griñó, Ginés Gea, Tomás Quesada, José Miguel Lacárcel, José Manuel Hernández, Manuel Escamilla, Gabriel Marcos, Sebastián Asensio, Manuel Cánovas, Vicente Gimeno, Joaquín Román, Juseppe, Muay, Tañy, Antonio Rodríguez de Egío, Ricardo Cánovas.

Los grupos artísticos, en la mayor parte de las ocasiones, procedían del Círculo Católico, en otras de Los Amigos del Arte y existía otro dirigido por Camina Rodríguez con un elenco de niños y un espectáculo denominado “Maravillas Infantiles”.

El repertorio de zarzuelas representadas durante esos años ha sido: “El Huésped del Sevillano”, “La Dolorosa”, “La Reina Mora”, “El Guitarrico”, “Don Quintín el Amargao”, “La Tabernera del Puerto”, “La del Manojo de Rosas”, “La Alsaciana”, “Molinos de Viento” “Los Gavilanes” , “La Dogaresa” , “La Calesera” .

Los decorados estaban construidos por el artista local y miembro de nuestra Cofradía Claudio Sarabia y alguna vez se conseguían en casas especializadas fuera de Orihuela, el vestuario se alquilaba en Muntaner o Insa de Valencia.

Hay que reconocer que, el esfuerzo realizado por todas estas personas merece ser recordado con cariño y máxime que gracias a ellos, los ingresos, gota a gota, suponían un poco de respiro para las arcas de la Cofradía.

No es de extrañar que el Sr. Pertusa, Presidente, el 31 de octubre de 1948, propusiera que, “realizando dos funciones mensuales se pueden recaudar hasta el mes de marzo de 1949 aproximadamente cuatro mil pesetas” , teniendo en cuenta que el precio de las entradas para “Maravillas Infantiles”, oscilaba entre 3 pesetas en el Cine Cargen y 5 pesetas en el Teatro Circo.

Algunas veces se acordaba el salir a repartir las invitaciones al teatro entre los cofrades y simpatizantes.

El 15 de marzo de 1958 se ponía en escena “La del Manojo de Rosas” y se obtuvo un beneficio de 3.000 pesetas.

Los precios de las entradas en el Teatro del Círculo Católico, en 1960 eran de 8, 6 y 4 pesetas y, dos años después, en la representación de “La Calesera” en el Cine Casablanca, en dos funciones, tarde y noche, los precios que rigieron oscilaban entre 20, 15 y 10 pesetas, dejando una ganancia aproximada de 10.000 pesetas.

El alquiler del vestuario para esta representación se efectuó en Insa de Valencia y el costo fue de 1.000 pesetas, realizando las gestiones Orrico Gay, el cual ante las pegas que la citada casa ponía al no querer enviarlo fuera de Valencia, el orfebre, en honor a la amistad que le unía con Pepe Rodríguez, salió fiador y accedieron al envío.

Volver a contenido

Guía Cuaresma 2017

Procesión Martes Santo

Procesión Cristos 2016

Visitas

126255
Hoy
Esta semana
Este mes
Total
90
574
1210
126255

Your IP: 54.226.172.30
Server Time: 2017-12-15 23:18:13